24.4.05

Paradoja

Corre escapando del cuchillo y sin embargo va llegando al sitio exacto y a la hora precisa de su muerte. La hoja hendirá tres veces el aire y el corazón le quitará la vida. Al latir... Como estaba previsto. Esto lo escribí hace un tiempo al leer en los periódicos la noticia de la muerte de Ronny, un chico latino asesinado por una pandilla a la salida del colegio en Barcelona.Pensé entonces en el destino, en si las cosas están determinadas de antemano o no...me resulta tan tremendamente contradictorio e injusto que alguien se traslade de país para que le toque morir violentamente en un sitio lejano...y en este caso más porque se equivocaron y querían matar a otro.Es como si todos los pasos que dió le acercaran inexorablemente a su final. En realidad es lo que nos pasa a todos, pero a veces es tan tremendo que parece una broma macabra, una carambola de los dioses en un mal día.Ahora están juzgando a los que le mataron, pero nada podrá devolverle sus hermosos pocos años ni su futuro.

Protected by Copyscape Duplicate Content Software© 2004-2010