28.4.05

Sin maquillaje

No es un buen equipaje en este viaje la maleta repleta de amor ciego, ni me sirve una agenda cubierta de citas, ni una vieja canción conocida puede ser mi muleta. Ando sola... mi boca no besa, mi noche es desierta, no echo cuerdas que enlacen a nadie. Me despojo de toda armadura y me meto en el mar a nadar bajo lunas extrañas que nunca se vieron en el cielo normal. En el tiempo que puntea el reloj no me cabe el deseo, no me importa el silencio, no me aturde la ira. Los encuentros: en tierra de nadie, en zona de tránsito, sin pagar un peaje por todo, sin derecho al reclamo, sin límites, sin ruinas. Que nos libren de la culpa perpetua, que nos amen sin condición alguna, que queramos sin ponernos cadenas. Sin embargo, por si hubiera preguntas: no he dejado de amar...y no hay olvido.

Protected by Copyscape Duplicate Content Software© 2004-2010