26.10.06

Nómada

Una corriente intensa me recorre
y estira de mi alma
Siempre ha sido así.
Su voz profunda me susurra:
es más allá...
el horizonte espera...
Camina
Busca...
De vez en cuando hay un remanso
y en el agua se reflejan nítidos
los árboles y el cielo,
luminosos, estáticos,
perfectos.
Pero la hoja gira sobre su tallo...
Y sigue.

19 Comments:

Blogger ybris said...

A mi también me gusta considerarme nómada de corrientes más que de desiertos.
Hay algo hermoso en escuchar el mar infinito al fondo de la peregrinación, allá en el horizonte.
Y también en la fugaz parada en los remansos y su reflejos quietos... para seguir.

Me encanta.

Muchos besos.

5:29 a. m.  
Blogger Marga said...

Es el efecto "goma" que llamo yo, se tensa y destensa dentro de uno pero siempre empuja a seguir...

Besosssssss girando, remolinos que llegan...

(Había entrado para echarte la bronca por tu ausencia y aqui estás con un nuevo poema chulo, chulo!... esto si que es suerte!jeje)

11:41 a. m.  
Blogger TOROSALVAJE said...

Dalia, Dalia, que cara nos eres, te das en cuentagotas, eso sí, de tu licor maravilloso, pero seguimos viniendo con la esperanza de volver a saber de tí, y hoy tocaba milagro, y de los buenos.

Besos.

12:55 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Cuanta razón tiene Toro, Dalia...

No importa vine igual que Marga a pedirte que no te demores tanto y mirá lo que encuentro!!!

Me vi tan reflejada en este poema, pero tanto que no hago mas que leerlo.

Besos y que esa corriente intensa siga recorriéndote y estirándonos hasta vos.

3:15 p. m.  
Blogger Kay said...

Sigue agitándote, aunque el viento te quiera volcar...

Be water, my friend, jeje

Besos

5:27 p. m.  
Blogger Cascabel said...

"Pero la hoja gira sobre su tallo...
Y sigue"

Y no para nunca? a veces me parece una condena, hay días que dimitiría de mi persona.

Un abrazo de los grandes, preciosa Dalia.

10:05 p. m.  
Blogger Nestor said...

Como escribió Whitman:

"Qué será esto,que me desata en tormentas ?".

Me gratifico en esta alquimia de palabras.

Te dejo mi afecto.
Nestor

2:15 p. m.  
Blogger Juan Carlos Morgado said...

Todo lo contrario a la rutina me encanta sobretodo el orden del caos que es una libertad encarcelada

3:55 p. m.  
Blogger Ana said...

Hermoso, muy hermoso. Me ha encantado. Se me ocurre que me queda como anillo al dedo.

Besitos :)

8:07 p. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

y sigue y sigue...

viajera incansable...

Oiga, gracias por sus comments en lo de toro, escribi unas lineas de despedida, pero en otro sitio
(alguien ocupo el mio)

http://elbauldepetradespedida.blogspot.com

La espero dalia, como siempre, los mal portados llegan primero

jaja

Petra (alma en pena, estamos de entierro)

7:57 a. m.  
Blogger Noa- said...

Nómada del mundo, atrapando vivencias, brazos amigos, letras sabias.

Saludos

5:22 p. m.  
Blogger Oceanida said...

"...el horizonte espera..."

Que hermosas letras, Dalia, siempre es un placer venir a leerte.

Te dejo un fuerte abrazo.

4:42 a. m.  
Blogger ♦♦♦sol♦de♦soles♦♦♦ said...

Que esa corriente llegue siempre desde los altos siderales y tú siempre tengas un hermoso horizonte que abrazar.

Mis besoooooooos.

8:05 a. m.  
Blogger meiga said...

tic tac tic tac.... deja de ligar con tanto famoso y dejanos disfrutar de ti anda!!!!
mil besikos

10:17 p. m.  
Blogger airelai said...

Y que siga por mucho tiempo...

Aquí o allá siempre habrá hermosos amaneceres nuevos

Mil besos princesa

12:50 p. m.  
Blogger Tanino said...

Hey! la hoja gira sobre su tallo. que perfección. Sutil tu palabra, remanso para mi en este día antes de noviembre.
Saludos desde Valparaíso
Tanino

1:41 p. m.  
Blogger EL HIPPIE VIEJO said...

DALIA

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR EN MOMENTOS DIFÍCILES PARA UNA PERSONA .
TAMBIÉN GRACIAS POR TUS PALABRAS .
DESEO LO MEJOR PARA TI .

BESOS

ADAL

SHALOM

8:16 p. m.  
Blogger blueberrie said...

Y no le interesa encontrar porque continuar es lo importante.

Besos.

7:24 p. m.  
Blogger Carz said...

Hola Dalia,

Te he leído y me ha venido a la mente este antiguo poema mío:

NO HOY


Estrellas tu cuerpo sobre la cama.
Tu sonrisa desborda las sábanas,
escapa por la ventana
que contiene al atardecer
como última barrera
frente a la noche.

Miras hacia mí,
me lanzas un beso.

Mi vista se pierde por la ventana
buscando el horizonte
-hoy sostiene un celaje de orfebre,
pero eso, ahora, no importa-
Sé que allí se esconde mi futuro.
Sé que es allí donde me esperan …

Pero no hoy. Hoy, me quedaré en casa.


El horizonte como común punto de fuga hacia donde nadie nos espera.

Saludos

4:20 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Protected by Copyscape Duplicate Content Software© 2004-2010