7.1.09

Desafío

Átenme
prohíbanme los libros
los cigarros
obstruyan mi boca con arena
la poesía es sangre
el agua de los ojos
se imprime con las uñas
las órbitas
las cuchillas
La clamaré
en la cárcel
en el baño
en la cantera
bajo el látigo
la violencia de las cadenas
Un millón de pájaros
sobre las ramas de mi corazón
inventan el himno combatiente

Mahmud Darwich - Poesía palestina.

8 Comments:

Blogger ybris said...

Duele leer este poema en el actual contexto.
Ojalá los únicos himnos combatientes fueran los cantos de los pájaros.

Besos.

7:17 a. m.  
Blogger TOROSALVAJE said...

Me gusta mucho Dalia.
Que fuerza tiene.
La del dolor inmenso.

Besos.

7:46 a. m.  
Blogger atikus said...

La dureza de las palabras es bella, lástima que exista una dureza más allá.

besitos

10:45 a. m.  
Blogger Lena said...

Dos de sus libros en mi mesilla.

Lo leo a diario.

Un beso, Dalia!

2:01 p. m.  
Blogger eva al desnudo said...

Que maravilla.

2:48 p. m.  
Blogger TOROSALVAJE said...

Ah, estás muy guapa con tu nuevo look.

:P

Besos.

7:34 p. m.  
Blogger Margot said...

La ferocidad de los hechos sólo puede crear palabras con fuerza, himnos de resistencia...

Un bello poema, Soplillo! y muy adecuado. También triste por real.

Besos resistentes

10:31 a. m.  
Blogger Kiko said...

uau que potente poema,
tiene muchisima fuerza!

saludos

9:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Protected by Copyscape Duplicate Content Software© 2004-2010