20.3.09

Fondo de armario

La casa conservaba su olor
Pese al tiempo pasado.
Mi padre deambulaba por las habitaciones
Evitando acercarse al núcleo del dolor.
He suprimido este post dejando sólo el comienzo provisionalmente

32 Comments:

Blogger TORO SALVAJE said...

Yo no sé que hacer Dalia.
Iré por partes.
Primero ese dolor y esa pena que yo también he vivido. Sé lo que es eso, es una injusticia tan enorme que no se puede explicar.

Y después el poema. Me ha llegado como si me atravesara. Creo que te he sentido a la perfección.

Besos y un abrazo interminable.

8:16 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Comparto el sentimiento que ha expresado Toro en su comentario.

Sensación y poema se me han metido adentro y te he visto y sentido allí, en el fondo del armario.

Un abrazo grande.

4:12 p. m.  
Blogger Viv. said...

Ir al encuentro de aquello de donde venimos: Sus ropas, las lecturas escogidas, las habitaciones donde vivieron y sobre todo, nosotros, los hijos damos la pauta de quienes eran nuestros padres.
Beso y cariñoso abrazo.

11:14 p. m.  
Blogger Solfeliz said...

Uyyy Dalia! qué bien sabes expresar tus sentimientos, sin mayor detalle, dejando a la imaginación interpretaciones individuales. Leí tu escrito al principio reconociendo la narrativa de un recuerdo que duele y luego las metáforas finales, dan el punto final para alguien que tuvo gran significado en tu vida. Un beso

4:51 a. m.  
Blogger ybris said...

Doloroso amor agazapado en un armario.
La ausencia tiene eso.
Y es que los recuerdos acechan desde cualquier esquina.

Precioso y emocionante, Dalia.

Un beso.

6:00 a. m.  
Blogger Ophir Alviárez said...

Ese armario que se carga y al que regresamos queriéndolo o no para tropezar siempre con la nostalgia...

Bien logrado poema.

Un saludo,

OA

6:58 p. m.  
Blogger atikus said...

Que curioso, ya visite varios post hablando del olor de las casas, la mía esta recien pintada, así que ahora huele un poco a nueva y a pintura y como ademas deje de fumar hace dos meses tengo el olfato mas agudizado, ya veremos lo que duro, jeje

besitos con fragancias ;)

12:23 p. m.  
Blogger Oceanida said...

A veces, hay situaciones en las que el consuelo no existe..ni la redencion.

Te entendi perfectamente.

Besos miles Dalia.

5:58 p. m.  
Blogger MentesSueltas said...

Hola Dalia, tus letras me hicieron vivir ese momento, tremendo, final...

Tan bello que explota los sentidos.

Un abrazo, con ojos humedos.
MentesSueltas

10:50 a. m.  
Blogger Patricia said...

Me parecio hermoso, me senti en algun momento parte como tu de esa historia pero lo mas lindo de todo es que cada dia se vuelven a llenar armarios de nuevas vestimentas y por ende de nuevas ilusiones y experiencias...precioso texto,
saludos!

2:03 p. m.  
Blogger El Hippie Viejo said...

ay Dalia querida Amiga
que profundo lo que has escrito!
Entra como una daga.
Siempre seremos lo que recordamos,
aunque los recuerdos duelan muchísimo.

Te dejo un abrazo grande
y disculpa mi tardanza en llegar aquí
es que no tenía Internet.
Telefónica de Argentina
no acude rápido ante una falla del servicio que prestan
espero que allí si

12:36 a. m.  
Blogger meridiana said...

Me has llegado hasta la médula dejándome con los pies fríos.

Un abrazo cálido
Vanesa Aldunate

12:45 a. m.  
Blogger qui sap si... said...

T’aclapara un monstre que surt de l’armari però no és l’amor, sinó la constatació que ja res més és repetirà tal i com ho recordes.

8:02 p. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Pot ser que sigui així com dius...

1:21 a. m.  
Blogger paolav said...

Me dolió todo al leerte. ¿qué podemos hacer? muy poco, los olores, las ropas, los recuerdos. Me da una impotencia saber que somos finitos aquí.
Un beso y un abrazo en esta Pascua, en este paso de la muerte a la vida.

4:19 p. m.  
Blogger Isabel Estercita Lew said...

Está muy buena la descripción de esa ausencia y como cuando te aproximas a sus objetos estos adquieren vida e interactúan con vos.
Respondiendo a tus preguntas, el diminutivo de mi segundo nombre lo adopté a fuerza de que mis amigos me llamen siempre de ese modo y el tener ambos nombres tan disonantes se debe a una interna entre mis padres. Por otro lada las expresiones a las que hiciste referencia las llevo puestas hace año tras deambular por infinitos talleres de teatro y expresión artística.

Te mando un beso y hasta pronto

Estercita (sin h

7:46 p. m.  
Blogger meridiana said...

Como dice la canción de Serrat:

"son aquellas pequeñas cosas..."

Esos objetos dicen de la ausencia todo lo que hay que decir.

Muy bello, Dalia

Liliana

11:15 p. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

Triste de todo tristeza. :(


te mando un abrazo grande nena, desde este norte amplio

Petra

5:04 a. m.  
Blogger Lena said...

Ay...Dalia...

Qué te digo sin que te duela y sin que me duela...

No sé.

Mejor el silencio.

Silencio amigo.

Un beso.

7:52 p. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

Nada nuevo bajo el sol, solo un viejo armario.

Besos

Petra

7:42 p. m.  
Blogger Ana said...

Siento como si estoy allí, contigo, perdida en el abrigo.

Me duele tu dolor.

Un abrazo fuerte.

5:50 a. m.  
Blogger TORO SALVAJE said...

Menos mal que por fin alguien entendió al Justiniano de hoy, tenías que se tú claro, a veces me pregunto si no nos separarían al nacer y jamás nos dijeron nada.

:)

Besos.

10:18 a. m.  
Blogger Kaloni said...

Umm!! Qué delicia pasar por tu rinconcito.
El rincón de todos.

un beso.

1:32 p. m.  
Blogger La Gata Insomne said...

Qué bueno amiga,
profundamente triste.
A veces allí en esos espacios
podemos, aunque sea entre lágrimas,
volver


un beso

8:53 p. m.  
Blogger Cascabel said...

Dalia...no sé qué decir.

Siempre me dices que consigo encontrar las palabras exactas.
Esta vez las encontraste tú. Exactas y precisas como cuchillas.
Ojalá pudiera abrazarte en ese dolor.

Lo hago desde la distancia.

12:12 a. m.  
Blogger Margot said...

No sé por qué pensé que te habia dejado algo dicho... yo y mis despistes!

Mucho tiempo llevas ya callada, Soplillo...

Y sí, sé de armarios que duelen al abrirse. Pero también de cómo el tiempo los va ventilando. Y no sé, aun hoy, si se trata de una putada o un alivio.

Abrazos y besos!!

5:14 p. m.  
Blogger Isa SB said...

Sí, hay monstruos de dolor en los armarios, pero también hay cosquillas de sonrisas envueltas en el recuerdo.
Un beso.

12:46 p. m.  
Blogger Cayetano said...

El poema es muy doloroso, pero muy auténtico y veraz, muy sentido y bien hecho.
Aparte del dolor que muestra -y eso es en parte bueno, porque al exteriorizarlo sirve de terapia- está muy logrado el que los objetos inanimados del armario cobren vida y, como agujas, laceren tu cuerpo llenándolo de dolor también físico, metáfora conseguida de los recuerdos que duelen cuando regresa a ti un olor, un color, una prenda concreta de la persona que se fue.
Un saludo y mucho ánimo.
Más de uno somos los que hemos dejado seres queridos en el camino y comprendemos lo que sientes.

1:19 p. m.  
Blogger MORGANA said...

Ay Dalia, cómo te entiendo.
Este viernes fui a casa de mis padres (mi padre nos dejó hace poquito) y ufffff, entre en su cuarto de baño, sabes? cogi su brocha y la olí...me vino un montón de recuerdos, entre sonrisas y lágrimas, pude hasta escuchar su voz llamandome...
princesa, te abrazo fuerte, un abrazo lleno de amistad y cariño

1:29 p. m.  
Blogger TORO SALVAJE said...

Lo siento.
Espero que mi post no te haya hecho sentir mal.

Besos.

8:05 p. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Tus post nunca me dañan,replicante.Besos***

12:51 a. m.  
Blogger mia said...

Dalia negra...

Ay los amores que duelen

persisten y crecen

en la ausencia insoportable!

Me resisto a dejarles

Lucharé mientras respire

para que me oiga y me mire.

De todas formas somos materia

a la nada prometida...

O tal vez como tú dices,baile

allí donde nadie más le mira...

Gracias

besos

(mi reproche,es una invitación para que no me deje,no todavía...)

10:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Protected by Copyscape Duplicate Content Software© 2004-2010