19.7.12

Cavilando


En los viejos ladrillos de una pared
crece una enredadera,
pequeñas flores entre pálido verde.
La belleza ingeniosa brotando
donde menos lo esperas...
Ayer por la noche
en un viejo hospital
han nacido diez niños,
venciendo los temores al futuro
de sus padres.
Semillas vigorosas 
entre la sangre derramada en el mundo.
Sin ser un muro viejo,
fosa común, 
yo, que tiemblo 
ante horribles horizontes,
a veces siento que me brotan
inesperadas flores,
y que hay niños que juegan
y cantan.

17 Comments:

Blogger Garriga said...

si mi estimada, en epocas de crisis es cuando aflora o mejor de uno. Cuando el burgues esta repleto, eructa no compone, cuando el hambre nos rodea y la miseria, uno valora la belleza de un modo totalmente imponderable. Muy lindo su poema, de mis 48 años creo que vivi entre dictaduras y crisis economicas, 49 por que cuento el embarazo de mi madre tambien. Saludos dalia

5:43 p. m.  
Blogger TORO SALVAJE said...

Que les vaya muy bien a los diez.
Quizás cuando sean mayores la situación haya cambiado pero no parece de momento que eso vaya a ocurrir.

Besos.

7:24 p. m.  
Blogger Jerónimo (J.Galán) said...

Pequeños brotes de esperanza que nos recuerdan que la vida nunca para.
También a nosotros,a los que ya llevamos aquí un tiempo,nos reverdece de vez en cuando el alma.De otra forma esto sería insoportable

Saludos.

7:36 p. m.  
Blogger Jerónimo (J.Galán) said...

Pequeños brotes de esperanza que nos recuerdan que la vida nunca para.
También a nosotros,a los que ya llevamos aquí un tiempo,nos reverdece de vez en cuando el alma.De otra forma esto sería insoportable

Saludos.

7:36 p. m.  
Anonymous Jon Igual said...

La vida sigue su curso y siempre se abre camino.
Me ha gustado mucho.
Un beso.

2:13 p. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

el futuro no existe, es todo presente.

Cuando llega el futuro, ya es presente, para que preocuparse por lo que no podemos controlar?

Un abrazo siempre

Petra

10:33 p. m.  
Blogger Espíritu Destilado said...

Mantengamos la esperanza: agua que alimenta los sueños del que espera.

Saludos miles!

3:20 p. m.  
Blogger Javier F. Noya said...

Es una belleza, un poema magnífico, según mi pobre y desautorizada opinión. Un placer haberlo leído. Besos.

9:12 p. m.  
Anonymous Pato said...

Gracias, leer poesía es también vivir un poco lo que el otro escribe desde un mundo lejano y próximo a la vez.

Si hoy pudiera me hubiera gustado escribir este poema, por suerte lo he leído en medio de mi mañana y he visto cómo las flores y los niños
juegan y cantan entre las enredaderas y los patios.

Hace miles de años hay destrucción, pestes, querras, y miserias espantosas y los niños siguen asomando su naricita y las flores abriéndose para nuestra felicidad.

Un abrazo poeta cavilante ;)

4:15 p. m.  
Blogger ohma said...

Este poema es un ejemplo de cómo en donde menos lo esperas brota la esperanza y la fe en la vida.
Saludos

9:41 a. m.  
Blogger yael said...

Niños que cantan... y flores... qué belleza :) Muchos besos :D
<3

4:45 a. m.  
Blogger efe said...

Pues es la ineludible verdad en la vida.
El nacer los seres vivos especialmente los niños.

Saludos

11:29 a. m.  
Blogger efe said...

Pues es la ineludible verdad en la vida.
El nacer los seres vivos especialmente los niños.

Saludos

11:29 a. m.  
Blogger Ardaire said...

Me encanta que te broten inesperadas flores! Un lindo poema:) Y necesario para tod@s...

Besos

2:43 a. m.  
Blogger dante said...

Un titulo que te invita, un menaje que te sana,que mas se puede pedir en la poesia??? Muy bien

7:49 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

me gusta ver como te brotan cosas cuando yo menos me lo espero también, un besote

12:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

me gusta ver como te brotan cosas cuando yo menos me lo espero también, un besote

1:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Protected by Copyscape Duplicate Content Software© 2004-2010