31.12.05

Lo que soy...

Lo que soy, más allá de mi osamenta, de mis venas y arterias, vísceras, piel, es una red de momentos, una urdimbre de imágenes que se han ido tejiendo desde mi nacimiento hasta mi muerte futura. Y en esa trama, a la que yo imagino como una red de estrellas-neuronas (¿será el universo una conciencia inmensa y las estrellas imágenes de plenitud, y los agujeros negros puntos de dolor?) mis momentos felices relumbran y generan una intensa energía al recordarlos. Y no necesariamente están ligados a personas, (aunque muchos de ellos sí) a veces son producto de la contemplación del mundo, cuando ese mundo te regala silencios, paisajes, músicas que solo tu alma puede oír. He caminado por París estos días pasados, reconociendo su formato como algo muy mío sin haber nacido en ella y sin saber bien por qué. He navegado por su río sucio y de imponente belleza, viendo sus orillas donde se mezclan las siluetas de las enormes barcazas con el encaje oscuro de los árboles desnudos, chabolas de gente sin techo, y edificios majestuosos repletos de historia que te desbocan la imaginación. Nevaba en París, el cielo se puso casi negro y los copos pintaron de blanco las Tullerías y los tejados de pizarra de las grandes buhardillas en los edificios de apartamentos coronados por cantidad de chimeneas... Y más tarde asomó el sol entre esas nubes tiñendo las aguas del Sena de un dorado increíble, y veías caer la nieve como puñados de heladas flores de cerezo brillando bajo el sol, mientras el río corría entre leonado , plata, oro, y un extraño silencio acompañaba el giro de los copos sobre el puente perfecto de Alejandro lll ... Me hubiera quedado allí para siempre... Luego volvió a nublarse y se hizo de noche repentinamente, seguía la blanca danza iluminada por las farolas y el silencio profundo envolviéndolo todo. Una imagen bellísima se agregó al entramado de mi memoria, a lo que soy, sumándose a un alucinante vuelo de mariposas allá en el sur y en el pasado, a una nocturna migración de almejas en una playa virgen e inmensa, a algunas siestas que olían a sol y jazmín del Cabo, vuelos de colibríes e hibiscos, y a otras que no escribo porque sería largo y repetitivo, pero que me han ido armando a través de los años y que tal vez sean como puentes a otra realidad, a otro modo de ver el mundo, o a otro estado que por lo general no vemos... Que tengáis mucho de esto para vuestra propia red de estrellas. Feliz 2006.

23.12.05

Broma macabra

Viejos solitarios, viejos malviviendo, viejos espantados. En la calle la gente se apelotona y fluye, se apelotona y fluye sorteando a los mendigos, coágulos negros en la sangre roja que nadie quiere ver... En la tele, el ministerio del interior les toma el pelo diciendo: estás en la edad de no hacer nada, de comer sano, de aprender... Ves viejos bailando, navegando, cenando, riendo, abrazados... Pero en mi cabeza, por obra de una extraña y descarnada magia el viejo deja de bailar y se transforma en el anciano de la gorra que pide monedas en un tren...la sonriente anciana de la tele deja sus galas y se viste de harapos negros para volverse bulto oscuro en una acera de Paseo de Gracia. Hay viejos que no harán ángeles en la nieve del invierno, sino que morirán en ella, y no precisamente de manera apacible como la anciana del Narayama... Viejos que no podrán comer sano porque la fruta y la verdura, el aceite de oliva y el pescado son muy caros , y las pensiones mezquinas. Viejos abandonados por sus familias, en un mundo donde la vejez, la fealdad y la pobreza son repudiadas en una macabra celebración de lo efímero y lo inhumano. Al menos se debería tener la decencia de quitar ese spot terrible e hipócrita, ya sabemos que mienten desde la mañana hasta la noche, pero esto ya es rizar el rizo de manera perversa.

9.12.05

Si pensáis en adoptar un perrillo, tenedlo en cuenta...

transcribo: jueves, diciembre 01, 2005 Este perrito es un caso especial, urge su adopcion, tiene depresión. Se llama Chuky, y tiene 7 años, sus dueños lo han abandonado. Es inhumano lo que está sufriendo, se pasa todo el rato llorando al lado de las puertas y siempre a nuestro lado sin separarse, se encuentra muy perdido y sólo sin su familia, la única que ha conocido, es terrible ver su dolor y su llanto, se nos parte el corazón. La excusa de sus miserables dueños, la que últimamente se ha puesto de moda: tengo alergia el pelo del perro. Necesita vuestra atención y difusión, poque sino me temo lo peor, es perfecto para un piso y una persona adulta, ya no necesita juegos ni carreras, solo caricias, atención y compañía, ahora que entra ya en la madurez, lo tiran a la calle, como basura. Contacto: ara03lucky@hotmail.com 606 71 97 97.

Protected by Copyscape Duplicate Content Software© 2004-2010