27.6.06

Puertas

En esta bochornosa noche de fines de julio me escapo por la ventana.
Lejos,muy lejos, hay ciudades míticas,países que nunca pìsaré y que sin embargo conozco.
Lejos,muy lejos en tierra de nadie, hay amores eternos que no viviré pero que presiento.
Estos poemas, de algún modo, conectan con eso:países imposibles, amores imposibles,todo lo que aguarda en el horizonte y jamás se alcanza.A su manera,son dos puertas.
La primera:

SUDÁNICA,de Manel Forcano (poeta catalán)
Traducción de Juan Francisco Jiménez
Llovía en Khartum:
desaparecía en barro la ciudad
y la silueta de tu cuerpo bajo la lluvia.
Nos abrazamos como si fuéramos el agua
de los días de sequía.
En casa, una vaca con joroba
masticaba ante la comedora vacía.
El menú del hambre
era rebañar un hueso para comer,
y cenaríamos los labios que al mediodía lo habían rebañado.
Inútilmente soñaban los cubiertos
bocas.
En el diario una noticia
hablaba de un turista muerto en un safari
atropellado por un rebaño de cebras:
en sus últimas fotografías
patas y pezuñas.
-"¿Y si tu no existieses?"
-"Otro vendría
con los labios llenos de espinas a encontrarte
para sanar y reconciliarse con el polvo
y el hedor a león muerto de estas calles."
En los pies de la estatua sin cabeza
del general Charles Gordon,
me dijiste que eran mentira las revoluciones:
-"Fue breve la libertad
como el celo de los animales en primavera.
Y el caudillo de los rebeldes,
Sulayman ibn Zubayr,
murió dentro de una mosquitera
llena de mosquitos.
Todo es irreconciliable:
mira esta ciudad partida por un río."
Por lo que se refiere a la esclavitud,
lo habíamos decidido:
iríamos al país de los hombres Dinka,
tú, a deshacerte de los grilletes,
y yo, a darme cuenta de que también los llevaba
en mis muñecas y tobillos.
Pero después de arrastrar las cadenas
por las montañas de Kassala
desistimos. Dijiste:
-"Mira atrapado entre músculos
el esqueleto". Un pájaro arrancó a volar:
el cielo cabía en una jaula.
Son distancias iguales recorridas que por recorrer,
los caminos: el viaje nos llevó a ningún lugar.
En Port Sudan
los barcos dormían quietos en el agua-aceite
y vimos a gente pagar por una sombra.
Unos hombres santos, en Fakia Kingui,
nos ofrecieron pociones mágicas
y oímos como los babuinos se reían.
En al-Junayna el sultán nos recibió en el palacio:
era de lata de Coca-Cola su corona,
pero llevaba en el cuello
una fila de siete prepucios
y hacía cumplir las órdenes
con los ojos. En Atbara
un frágil puente de cuerdas con tres hombres
cayó en el río de cocodrilos
y se enrojeció la espuma.
En Méroe, la antigua capital,
el tren no para ya,
y a su paso por la necrópolis
las tumbas de los faraones nubios tiemblan.
¿De qué sirven a una ciudad
mil años de imperio?
Siempre era de noche en las junglas de Kossinga.
Hacíamos trayecto: éramos palabras
pero no decíamos nada.
Nos daba miedo Mokele Embembe,
el monstruo chupa sangres que sigue
cada vez más cerca
la espalda del que va el último en la fila.
Tan cerca del ecuador
no reconocíamos ninguna estrella.
La selva nos confundía
y los poblados llevaban nombres en un alfabeto
que no entendíamos.
La pila de la linterna se consumía:
no decía nada de nosotros dos
el mapa.
Una vez dormimos dentro de un tanque abandonado
de una de aquellas guerras que nunca fueron
pero que todavía continúan.
Le había entrado un misil por el cañón
y el interior estrecho, de golpe,
se había hecho amplio.
"Este país, como tu cuerpo,
está lleno de pólvora."
Cuando te inventas el camino
cada paso es peligroso.
Las flores más vistosas
crecen solamente en los campos de minas:
de vez en cuando alguna oveja
revienta en una nube de pétalos de colores.
Nuestro amor era un árbol
en medio de un campo de mijo.
A lo lejos
vimos acercarse un guardia de frontera:
¿Buscaba una sombra?
Llevaba un hacha.

Y la segunda puerta... otro poema de un israelí que ha sido traducido por Forcano a menudo:
POEMA D'AMOR I DOLOR

Tot el temps que vam estar junts
fórem com unes tisores bones i útils.
Després de separar-nos vam tornar
a ser dos ganivets esmolats
clavats a la carn del món
cadascú al seu lloc.

Iehuda Amikhai

Está en catalán, y dice algo así:
Todo el tiempo que estuvimos juntos
fuimos como unas tijeras buenas y útiles
Después de separarnos volvimos
a ser dos cuchillos afilados
clavados en la carne del mundo
cada uno en su sitio

17 Comments:

Blogger Cascabel said...

Me reventó por dentro el primer poema y el segundo...el segundo vino a hacer jirones del desastre que causó el primero con sus cuchillos afilados...Ya lo presentía antes de leerlo a través de tus letras que auguraban países y amores de los que no debería saber y sin embargo sé...

Ya no sé si quiero dormir esta noche...ni si las minas estarán a salvo teniendo al lado la flor más hermosa...Sólo sé que quiero volver a leerlo.

Una vez más, gracias.

Besos desde las montañas de Kassala, Dalia

1:41 a. m.  
Blogger luna said...

Es posible que sea que hoy todo me duele. Son muy lindos, pero duelen

4:45 a. m.  
Blogger ybris said...

Me ha encantado tu post de hoy. Abre puertas,
He estado un buen rato leyendo el estupendo poema de Forcano. Eso es ver un país.
El de Amijai es estremecedor. Ya había leído algo de él y me había gustado. Terrible destino entre tijeras y cuchillos.

Muchos besos.

7:23 a. m.  
Blogger oddball74 said...

Es verdad, empieza a hacer demasiado calor...

8:58 a. m.  
Blogger Marga said...

Yo quiero traspasar esas puertas también!! que pedazo poemas!!! uffffffff

Besosssssss de picaportes. Si fueras insecto, jeje, serías una libélula, dalia muá!

9:35 a. m.  
Blogger TOROSALVAJE said...

Gracias Dalia.

Preciosos los dos. A mi me gustó más el segundo, últimamente cuando leo un poema breve y bueno, lo admiro más que uno largo, dada la dificultad de concentrar en poco espacio sentimientos, de todas formas el primero también es bueno.

Besos.

9:44 a. m.  
Blogger Noa- said...

Yo también he soñado amores en paises que jamás conoceré, o tal vez conocí en otro tiempo quien sabe, y ahora los revivo.

Preciosos los poemas.

Saludos

9:46 a. m.  
Blogger Kaloni said...

Uf! Qué buenos!
He navegado por el rio hasta Jartum, para ayudar al General Gordon ( O Charlton Heston)
Que bueno, repito.

Un saludo, Dalia, y un beso.

12:14 p. m.  
Blogger Juan Carlos Morgado said...

Dalia muchas gracias por este
amanecer con Forcano,
lo desconocía,
ignoraba su presencia,
acabas de mostrarme otro mundo!

4:17 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Dalia siempre encontrando amapolas para embellecer el jardín.

Qué decirte de estas dos puertas que has abierto, una mas intensa que la otra, son puertas que una vez abiertas no se pueden cerrar por mas distantes que estén e imposibles que resulten.

Están abiertas y por vos esta mañana fría de Julio es mas cálida, por vos no sólo pienso en bufandas y guantes, por vos puedo soñar por un rato que el sol es grande en mi ventana.

Un abrazo y gracias por capacidad para acortar distancias.

4:53 p. m.  
Blogger meiga said...

pues si que dan de si esas puertas guapetona!!! donde estan??? igual un dia intento atravesarlas ;-)
si me tengo que quedar con uno..... me quedo con el segundo, breve, conciso y que dice todo.
mil besitos preciosa

9:39 p. m.  
Blogger paulina y marco said...

Ojalá podamos ser siempre tijeras útiles y cuchillos cuando sea necesario, pero juntos. Besos

12:45 a. m.  
Blogger Marga said...

Ná, que estaba la puerta abierta y pasé a ver si había algo nuevo detrás... jeje

Besosssssss de casi viernes!

10:06 a. m.  
Blogger Nestor said...

Me dí de narices contra mi desconocimiento del catalán.
El primero,en todo caso me ha parecido enorme.
Deberías agregar algun link del autor para mas lecturas.Eso,si los tuvieras..
En fin,en estos casos,tu virtud consiste en ser una gran anfitriona.
Todo lo que hacemos con pasión,nos absuelve ante la vida
Cariños
Nestor

12:56 a. m.  
Blogger Esscarolo said...

Tremendos poemas, pavorosos como Mokele Embembe.

Besos

1:00 a. m.  
Blogger Indigente Iletrado said...

Pasaba por aquí.

Vaya manera de despedir Julio...

12:21 a. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Era junio, pero no tiene importancia :)
Besos a todos.

3:28 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Protected by Copyscape Duplicate Content Software© 2004-2010